La casa de Augusto

Nos llega la noticia de que han abierto al público la casa de Octavio Augusto, el primer emperador de la Roma antigua, y la gente hace horas de cola para ver las salas restauradas. Algunos al parecer comentan estar desilusionados, después de ver que se trata de unos cuartos con algunos frescos y poco más. Hay que mirar un poco más allá para entender la historia y ver que -según nos cuenta- estás respirando en la misma sala en la que en tiempos se sentó a atender sus asuntos un tío tan grande, que entre otras cosas sustituyó a César, recogió su legado, eliminó a sus enemigos, organizó el cotarro de la república y sentó las bases de un imperio que duraría cuatro siglos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: